Gambia: un viaje poco convencional para aquellos más aventureros

Gambia es color. Es imposible describirlo con palabras. Los colores son más intensos. Más fuertes. El contraste de la tierra roja, el cielo azul, las ropas coloreadas, los mercados rebosantes, los vestidos de las mujeres. Las fotos no le hacen justicia. Hay que vivirlo.

Es un país africano con clima tropical, donde la temporada de calor y lluvias va de Junio hasta Noviembre. Nosotros estuvimos en Febrero y fueron fechas perfectas. Es un país africano muy pequeño que rodea el Río Gambia y actualmente está en Paz. De hecho, está descrito por el CIC como una región líder en el mantenimiento de la Paz.

Lo que destacaría de la experiencia vivida:

  • La fuerza de sus mujeres. Y no hablo de sus músculos, hablo de fuerza interior. Es impresionante la carga que tienen a sus espaldas. La crianza de los hijos, la búsqueda del agua, la preparación de las comidas, el intercambio en los mercados, la preparación de la ropa. En una zona rural, nos comentaron que a veces es un alivio que haya más de una esposa, puesto que pueden diversificar tareas.
  • No te puedes perder una noche en un poblado sin electricidad y todo el pueblo cantando y bailando alrededor de una hoguera bajo las estrellas. Es mágico.
  • La comida está deliciosa. Nos invitaron a casa del guía a comer y fue una experiencia abrumadora. Pusieron una fuerte de arroz con un pescado encima, nos sentamos como pudimos alrededor de la fuente y comimos con la mano. Fue un honor. Para finalizar nos dieron un té muy dulce y rico. Como experiencia personal, contaros que en casa del guía, su hijo de unos 3 años se asustó de mi. Era la primera vez que veía una mujer blanca!
  • La gente. Tienen un interés especial en tu vida. No de un modo avasallador, sino por todo lo que han visto y oído de la forma en la que vivimos. Quieren saber. Y quieren que se lo cuentes.
  • Los niños. Hay muchísimos por todas partes. Con las manos muy sucias y llenos de polvo, pero felices. Con auténticas sonrisas. Con miradas de alegría. Te dan la mano todo el rato… y nuevamente, no esperan nada a cambio. Nosotros llevamos muchos bolígrafos y lápices y se los íbamos repartiendo. La alegría que te contagian por el regalo, a veces no compensa el remordimiento que se siente porque dentro del mismo mundo exista tanta desigualdad.
  • Las casas para ver el fútbol. He de reconocer que yo no soy una gran aficionada a este deporte, pero los gambianos reconocen a los españoles por nuestros equipos de fútbol!… y les encanta hablar del tema!

Como has visto, este post no es una guía de Gambia, pero si espero darte ese empujón si te lo estás pensando. Nosotros contratamos un guía para movernos por allí. El país es barato y no está muy masificado por turistas, con lo cual tampoco está muy preparado para moverte solo (aunque por supuesto habrá personas mas valientes que nosotros que quieran hacerlo).

Tampoco recomiendo el viaje con niños pequeños, pues si surge alguna emergencia, no vas a tener muchos recursos.

Y antes de viajar, recuerda revisar tus vacunas.
Mucha suerte!



Categorías:viajes

Etiquetas:, ,

¿Y tú como lo ves?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: