¡Qué noche la de aquel año!

Una semana de estas en las que estas ya harta de la vida en general, me vine arriba y decidí que necesitaba un día lúdico-festivo, de esos de los que hace tiempo  no disfrutaba, de los de “porque sí”, fuera de los oficiales (noche-vieja, carnavales, bodas, bautizos y comuniones). Como cuando de repente salía el plan de ir a tomar unas cervecitas, la cosa se torcía y te veías llegando a casa de buena mañana…

Lo tenía todo planeado: el peque con la abuela, el restaurante reservado, el itinerario a seguir después, primero a este, luego al de más allá, me había informado de las últimas aperturas, de los garitos de moda, !todo pensado!. Decidí la compañía, me llevaba al marido (pobre, también tiene derecho a disfrutar) y un par de buenos amigos con los que sabes que todo van a ser risas y que además nunca se van a ir a casa  antes que tú…

!Nada podía fallar! ¿o si?

Como bien os he comentado, queridas enemigas, me vine muy arriba y me vi preparando el evento como si de mi gran boda gitana se tratara, así que llegado el día, me subí al tacón, me planté la pestaña y salí dispuesta a darlo todo.

Pero por mucho empeño que pongamos, muchas veces no contamos con los factores externos. Para empezar,  la ciudad amaneció con temperaturas de 40 grados a la sombra. Venga, no pasa nada, ya me bebo hasta el agua de los floreros si es cuestión de refrescarme. La cosa no empezó mal, cervecitas en terracitas que eso siempre mola y llegada la hora, a degustar una comida genial en el restaurante del momento.

Llegando al tercer plato algo empieza a fallar, ¿acidez? !venga ya!. Últimamente me suele pasar, pero hoy… ¿precisamente hoy?- !yo acabo con esta comida como sea!(me anima mi voz interior ) !no voy a ser yo la que la fastidie!. Pero ya nada es lo mismo.

Encima, cuando vas al primer punto del recorrido, te das cuenta de que estrenar sandalias de taconazo de tiras en pleno verano no es tan buena idea y te empiezas a venir abajo.

No espera, !nada que no solucione una ronda de chupitos!. Son las 17:00h pero a ti te da igual, solo quieres anestesiar el marrón que ves venir y que tu esperadísimo día no se vaya al traste, !hay que remontar esto como sea!

Entonces miras a tu alrededor. Parece ser que todo el mundo ha tenido la misma brillante idea que tú y han decidido echarse a los bares, demasiada gente, demasiados conocidos y desconocidos que te hablan, que no, pero te miran  y el alcohol que no te sube y el estómago que duele y los tacones que los tirarías al primer contenedor que vieras… pero nada,  !tú sigues ahí!, digna, mezclándote con la “biutiful people”, que para eso llevas esperando ESTE DÍA dos meses.

Así que haces todo lo que planeaste paso por paso, poniéndole empeño, pero sabiendo en tu interior que dónde mejor estarías en ese momento es en tu casa, en tu cama e incluso en la cama de tu peque que se ha despertado y has tenido que ir a echarte con él.

Y al final consigues regresar, y lo haces tarde, porque encima no vas a ser tú la primera que se quiera ir y claro, tus amigos que por eso mismo los escogiste, tampoco y pillas  la cama como si llevaras concursando tres meses en supervivientes.

Pero no sé qué pasa, que cuando te levantas, muy pero que muy cansada, empiezas a recordar momentos, te sonríes mientras te pones el primer café y piensas: jo! que noche!  Te sorprendes a ti misma pensando !que hay que repetir!…  y te pones a darle vueltas a la cabeza para  cuadrar cuándo y cómo puede ser la siguiente.



Categorías:emociones, relaciones, vida

Etiquetas:, , ,

2 respuestas

  1. Por muchas noches como esta!! Para nunca mueran!! Para que nunca nos las roben!!!

    Me gusta

  2. si! pero en zapatillas y con un almax en el bolso!

    Me gusta

¿Y tú como lo ves?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: