Y tú, ¿de quién eres?

Escribo este post en un descanso mientras preparo la maleta, es un rollo, odio hacer maletas, sobretodo ahora, que las hago para dos y cuando llevo ya un montón este verano, más aún. Pero en esta ocasión me puede la ilusión, porque es para irnos al pueblo. Y es que el dicho de “quién tiene un pueblo, tiene un tesoro” qué cierto es!. Al pueblo puedes regresar, aunque lleves años sin ir por allí, da igual el tiempo que haya pasado, todo seguirá igual:

Las risas con los amigos (porque aunque los veas de ciento en viento son eso, tus amigos, los del pueblo, y cuando lo dices por ahí, lo dices con orgullo: mis amigos del pueblo) mientras os tomáis una cerveza en el bar (que sólo tiene uno, pero es el mejor bar del mundo mundial y es como tu segunda casa, incluso pasas más tiempo allí que en tu casa de verdad).

” pasas más tiempo aquí que en tu casa… y lo sabes”

Hacer mil planes, o dos mil. Te crees que este año vas a hacer todo eso que no haces nunca, porque nunca sacas tiempo. Ir a comer a tal sitio, una ruta de arboles milenarios por este otro, senderismo, kayak en el pantano, ¡si hasta te llevas la ropa de deporte porque piensas aprovechar las mañanas para salir a hacer running rural!. Evidentemente ni la sacas de la maleta, al final acabas cambiando todos estos planes (o la mayoría) por risas y cervezas en el bar con los amigos.

” ibas a ir a bañarte pero cambias el agua del pantano por el agua con misterio”

Las noches de verbena en las fiestas del pueblo, o del pueblo de al lado, que te hacen sentirte como si volvieras a tener 17 años, con sus viajes en grupo a encontrar algún sitio para hacer pis y quedarte allí ya toda la noche con tus enemigas piripis contándoos la vida y todo aquello que sólo con las cervezas del bar no os contáis, pero que con los gintonics ya sí que os atrevéis, descubrir secretos (pasarán los años y seguiréis enterándonos de cosas nuevas) y rememorar momentos épicos que nunca os cansáis de volver a escuchar (ejem).

” ni FIB, ni Sonorama , lo mejor del verano la verbena de las fiestas”

Y año tras año llegar, darte el paseo de rigor y que se te pongan delante y te pregunten muy alto: y tú, ¿de quién eres? porque da igual cuántas veces vayas, si hace poco o hace años que no te han visto, la pregunta es obligatoria, lo mismo que cuando respondes y te das la vuelta para seguir tu camino y escuchas: uy, pues sí que está gorda la de Vitor, ¡mira que patorras que tiene!

Pues eso, que quién tiene un pueblo…

 



Categorías:emociones, vida

Etiquetas:,

2 respuestas

  1. Volver al pueblo mil veces y ser feliz mil una ! Recordar tiempos sin responsabilidades , sin horarios , compartir cuatro besos mal daos el mismo chico ( y descubrirlo al día siguiente ) morirnos de la risa y morir de amor y morir viendo aquellos estilismos.
    Mis amigas del pueblo son las mejores amigas del mundo .

    Me gusta

  2. Porque nos tocó… tenemos la mayor suerte del mundo porque nos tocó!
    Nos tocó nacer en el seno de una familia que tenía pueblo, y nos tocó ese pueblo en concreto, y nos tocó esa generación, y que suerte tuvimos… que grandes enemigas! porque nos ha tocado, y pase lo que pase siempre estarán ahí: el pueblo y las enemigas

    Me gusta

¿Y tú como lo ves?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: