Mes: octubre 2017

New York, la ciudad del oro

La semana pasada vinieron mis padres de visita y nos fuimos a Manhattan. New York City es la ciudad que todos creemos conocer, puesto que hemos visto muchísimas películas con paseos románticos por Central Park, tiendas por la Quinta Avenida y el Soho,  rascacielos de la zona financiera,  el Empire State, la pista de patinaje del Rockefeller Center,  Broadway … pero no os equivoquéis,  las fotos, las pantallas e incluso las películas, no le hacen justicia. Es una ciudad de las que hay que conocer.  Luego puede que te enamores o puede que la odies, pero es una ciudad de las de visitar, patear y descubrir.

Pero hoy no escribo este post para hablar de New York, sino para …

Nomenclatura farmacológica

Puedo presumir de ponerme mala en pocas ocasiones, pero siempre que acudo al médico me sorprende la originalidad de la industria farmacéutica a la hora de ponerle nombre a los medicamentos. En la mayoría de las ocasiones suelen utilizar palabras evidentes que hacen alusión a la dolencia que alivia el producto

Si mamá, lo que tú digas mamá

Somos esa generación que se ha quedado entre medias de una educación autoritaria, tirando a dictatorial y basada en el respeto absoluto a los mayores, y esa otra generación absolutamente tecnológica, moderna, libre e independiente que sienten que pueden hacer lo que quieren, cuando quieren y sin pedir permiso a nadie.

¡Preparándonos para Halloween!

En las tiendas ya no hay casi adornos para la decoración de Halloween. Y es que desde Agosto, ya ha habido tiempo de comprarlos. Ahora ya se puede empezar a pensar en las Navidades. Os prometo que no estoy exagerando. Algunas tiendas en USA ya han liquidado los productos para los Santos y han sacado los adornos para Navidad.

Pero bueno, ¿cómo se vive esta fiesta desde aquí?. La gente adorna sus casas mucho por fuera, con esqueletos, brujas, tumbas, telarañas y también con calabazas y tiestos con crisantemos.  Es la decoración del otoño, casi en la misma medida que la Navidad en invierno.

¿Tec-no o Tec-si?

Cuando era pequeña veía una serie en Telemadrid que me encantaba. Era de ciencia ficción e iba sobre sucesos extraños y futuristas. Comenzaba con imágenes rarunas y decía: no intente ajustar la imagen de su televisión, lo que está viendo solo está en su cabeza… y salía como una especie de panteón donde las columnas tenían raíces de árbol y enlazaban con cosas misteriosas. El caso es que uno de los episodios iba sobre un escritor, no me acuerdo que le sucedía, pero el caso es que tenía una máquina que transcribía todo lo que pensaba cuando él quería, por lo que había noches que se iba a la cama, estaba inspirado, se ponía a pensar y al despertar tenía su libro escrito e imprimiendo. Me he acordado mucho de ese episodio a lo largo de mi vida, cuando quería contar o escribir algo, estaba en mitad de la nada, y por supuesto luego se me olvidaba…

Contrato matrimonial

El matrimonio no es más que un contrato entre dos partes revestido de una parafernalia que lo hace más vistoso, complicado y caro. ¿Os imagináis firmando en la oficina con un traje de fiesta mientras tu madre se emociona detrás tuya y un fotógrafo te deslumbra con el flash? Desde luego, no creo que causara muy buena impresión a tu futuro jefe, ¿no?