Lo que toca en Navidad

Huérfanos del calvo de la ONCE, todos nos enfrentamos a una Navidad en la que, salvo innovaciones publicitarias, casi todo lo demás se mantiene. Haciendo uso del eslógan, lo que toca es acumular décimos de lotería con la esperanza de hacernos millonarios, hacer acopio de polvorones en cantidades suficientes como para sobrevivir en caso de catástrofe nuclear, escribir crismas, christmasts, christmasssss….. vamos, felicitaciones de las de toda la vida con mensajes en serie en plan “que se cumplan todos tus deseos, que seas feliz… bla,bla,bla” y por último, lo que toca es montar el belén (literalmente) y plantar un árbol artificial en el salón.

A lo largo de estos días prenavideños, he observado varias conversaciones en torno a Nacimientos de todas clases que me han llevado a plantearme varias preguntas:

1.- Si Belén estaba en Oriente, ¿por qué hay nieve en los pesebres?

2.- ¿Había elefantes cerca del portal de Belén? Esta cuestión de índole “faunístico”, se podría decir, se la planteaban el otro día dos azafatas a las 5:40 de la mañana en el aeropuerto de Málaga mientras veían como en el Nacimiento un paje luchaba por dominar a un elefante cargado de regalos. Curioso medio de transporte.

3.- ¿Por qué se pone a un tío cagando detrás de una piedra? Puedo entender que se intente recrear el ambiente de la época con una lavandera, un panadero o un grupo de pastores, pero…

4.- ¿El Guadiana pasa por Belén? Todos sabemos que este castizo río español se pierde en un tramo de su cauce, por lo que me pregunto si reaparece en Oriente porque en todos los nacimientos hay un río (principalmente de papel de plata) que nace en la pared y suele desaparecer, de repente, en mitad de la nada.

5.- ¿Existía la manipulación genética en el siglo I d.C? Si no es así, cosa que parece más que probable, ¿por qué en esos nacimientos tan reales se mezclan gallinas del tamaño de una vaca con dromedarios que son la mitad de altos que un cerdo? Es más, ¿había pigmeos en Belén? Me lo pregunto porque suele ser habitual ver a un San José que en proporción debería medir tres metros junto a un pastor que no le llega ni a las rodillas.

Estas son mis cuestiones, pero seguro que hay quién se plantea muchas más. ¿O no?



Categorías:emociones, entretenimiento, vida

Etiquetas:, ,

1 respuesta

Trackbacks

  1. Frases Navideñas – Queridas Enemigas…

¿Y tú como lo ves?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: