Cómo me organizo para conseguir lo que quiero

Esta mañana despedía a mi marido en el aeropuerto ya que después de las fiestas de Navidad, toca volver a la rutina. Aunque él adelantaba su regreso 4 días antes que el resto de la familia, los dos sabíamos que las vacaciones ya se habían terminado. Cuando estábamos de camino al aeropuerto, mi marido me dijo –“No sé que me pasa, pero he empezado el año con una sensación nueva, un sentimiento de desmotivación, tristeza, cansancio y poca fuerza física y mental…”

Inmediatamente le he preguntado: -“¿Has formulado tus objetivos para este nuevo año? ¿Has hecho análisis del año? ¿Has identificado lo que no ha ido bien para que no se vuelva a repetir?…”

Estos sentimientos y estado anímico son frecuentes cuando comenzamos un nuevo año. Volver a la rutina para mucha gente puede ser un auténtico infierno. Por eso es importante tener claro qué objetivos personales o profesionales queremos alcanzar en ese año. No es necesario cargarnos de nuevos retos, pero sí, identificar al menos uno que nos mantenga lo suficientemente motivados. Ya lo decía Brendon Burchard…

“Desafío es el camino hacia el trabajo y el progreso en nuestras vidas. Pero no todos los desafíos son iguales. Algunos de los retos nos hacen sentir vivos, comprometidos, conectados, y realizados. Otros simplemente nos abruman. Conocer la diferencia que se establece entre retos grandes y más audaces por sí mismos es fundamental para su salud mental, el éxito y la satisfacción.”

Si quieres que las cosas cambien, tendrás que hacer que cambien. Por tanto, empieza preguntándote qué cambios vas a introducir este año para obtener más beneficios en tu vida.

Si eres de los que habitualmente abandonan sus retos antes de que llegue Febrero, te sugiero que introduzcas en tu ritual estos tres pasos:

  • Antes de comenzar a replantearte nuevos retos, haz balance e identifica aquellas cosas que no te gustaría que volvieran a pasar en tu vida. Plantéate qué está en tu mano y depende de ti para que no vuelva a suceder. Haz una lista de todas esas cosas que no quieres que vuelvan a pasar en tu vida y al lado escribe lo que si quieres que pase. Se trata de cambiar tu pensamiento/experiencia negativa en un pensamiento/experiencia positiva. Es el primer paso para focalizar el objetivo.
  • Enfócate. Céntrate y concéntrate en un solo objetivo y decide qué quieres conseguir. Pon toda tu atención y energía en ese reto. Puedes practicar con pequeñas tareas diarias. Para ello plantéate la realización de una sola tarea que tenga un principio y un final y esfuérzate en terminarlo. Cuando hayas finalizado con esa tarea entonces, podrás pasar a la siguiente.
  • Visualízate con el objetivo/reto cumplido. ¿ Cómo te vas a sentir cuando lo hayas conseguido? ¿Cómo te vas a recompensar? ¿Qué sensaciones y sentimientos vas a tener? ¿Qué cosas van a cambiar o en qué va a mejorar tu vida? ¿Quién va a salir beneficiado? …

¡¡Feliz 2018!!

Nos vemos en el próximo post.

Patricia Diaz



Categorías:coach, mamás, vida

Etiquetas:, , , , , ,

¿Y tú como lo ves?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: