Mes: marzo 2018

Naranjas amarillas

Hace un año dejé Madrid y me vine a vivir a las Islas Canarias. Las Islas Canarias son esas que están muy muy al sur, a la altura del Sahara Occidental (y no en un recuadro debajo de Baleares, o en el nuevo recuadro pegando al Algarve sino muuuucho más abajo). Y el hecho de estar tan lejos las hace ser una tierra completamente única, diferente, incomparable, con una serie de factores, variables y características que las convierten en un pequeño paraíso o, mejor dicho, siete pequeños paraísos.

Yo pensaba que las islas Canarias estaban llenas de canarios y que de ahí venía su nombre, (canarios pájaros quiero decir, de canarios gentilicio, obviamente está llena) pero nada más lejos de la realidad. Su nombre viene por un animal sí, pero por el del mejor amigo del nombre. Canarias es el Área del Can. Por eso aquí tienen tantos perritos y los quieres tanto, y por eso estoy convencida que la gente es tan adorable, porque los perros son dadores profesionales de amor y sólo cosas buenas pueden salir de tanto intercambio ternura.

Aquí he visto las cosas más insólitas, no es que sea un universo paralelo no, es que es el mundo al revés.