Archivos de autor

  • Los mejores

    Yo también quiero.

    #lasperiodistasparamos #rompeelmuro #sinconciliacionnohayjubilacion #somosequipo #8marzo

  • Gracias Nestlé

    Gracias Nestlé. Y cuando digo Nestlé me refiero a Nestlé, la marca de leche infantil que todos tenemos en mente. Vaya por delante que no nos patrocinan y que este agradecimiento es sincero porque en los tres años que dura ya esta aventura de la trimaternidad han sido los únicos junto a otra persona que me han dicho aquello de “Lo vas a hacer bien”.

    ¿Tan difícil es caer en decir eso a alguien que está iniciando el proyecto más importante de su vida? Pues parece ser que sí.

    En este tiempo he oído muchos “es que no te organizas” pero pocos “no sé como lo haces”. También ha habido algún que otro “dale el biberón que la niña se queda con hambre” pero ningún “que linda y que sana está solo con tu pecho”. También han abundado los “La estás mal acostumbrando a los brazos” pero pocos “qué mérito tiene despertarte cada dos horas”.

  • A dormir con papá

    Llegó el día. Mi hija de dos años y medio ha pedido irse a dormir con papá. Los dos nos hemos mirado incrédulos, la hemos vuelto a mirar a ella y le hemos preguntado “¿Con papá pero sin mamá?” A lo que ella ha insistido: “A dormir con papá”.

    Hasta antes de ayer la hora del sueño con mamá era sagrada. El ritual del doble pijama, los calcetines hasta las rodillas, el cuento, el agua y el último besito húmedo del día eran para mí y solo para mí. Ahora los miro por la cámara, abrazados, dormidos y me invaden dos sentimientos…

  • Sin conciliación no hay jubilación

    La hucha de las pensiones se vacía. De eso se está hablando en las últimas semanas con bastante preocupación. Nos llevamos las manos a la cabeza porque no hay quién pague nuestras jubilaciones. Simplemente, hay más viejos que niños. Las parejas no tienen hijos. Qué egoístas, ¿verdad?

    La hucha de las pensiones se vacía. Y mientras tanto yo tengo que romper la mía y rebuscar toda la calderilla para poder sacar adelante a mis hijas mientras “disfruto” de una excedencia por cuidado de hijo menor que, en teoría, me garantiza volver a mi puesto una vez expire el plazo firmado.

    Pongo en paréntesis mi vida laboral, y lo hago gustosamente y voluntariamente, pero me encuentro con que no solo dejaré de cobrar (algo que tenía más que asumido) si no que además pierdo cualquier tipo de ayuda.

  • Frases Navideñas

    En esta ocasión voy a analizar los tópicos navideños, esas situaciones y frases que se repiten todos los años y sin las que la Navidad no sería Navidad. Por ejemplo, todo empieza con la decoración de la casa. Mientras que las madres intentan montar un árbol elegante y minimalista, los padres se empeñan en comprar un pino lo más grande posible para atiborrarlo con espumillón de todos los colores y millones de lucecitas intermitentes, a ser posible con música. Es en este momento de convivencia familiar cuando se pueden oír frases como “cuidado con las bombillas que como se rompa una ya no funciona el resto”. ¡¡¡¡¡¡Mentira!!!!! Esto es una leyenda urbana navideña. Incluso las luces del chino sobreviven aunque se fundan un par de ellas.

  • Lo que toca en Navidad

    Huérfanos del calvo de la ONCE, todos nos enfrentamos a una Navidad en la que, salvo innovaciones publicitarias, casi todo lo demás se mantiene. Haciendo uso del eslógan, lo que toca es acumular décimos de lotería con la esperanza de hacernos millonarios, hacer acopio de polvorones en cantidades suficientes como para sobrevivir en caso de catástrofe nuclear, escribir crismas, christmasts, christmasssss….. vamos, felicitaciones de las de toda la vida con mensajes en serie en plan “que se cumplan todos tus deseos, que seas feliz… bla,bla,bla” y por último, lo que toca es montar el belén (literalmente) y plantar un árbol artificial en el salón.

    A lo largo de estos días prenavideños, he observado varias conversaciones en torno a Nacimientos de todas clases que me han llevado a plantearme varias preguntas …

  • Información gratuita

    Detesto la información gratuita. Hay muchas personas, que cuando entablan una conversación, como si de una obra de teatro se tratase, encauzan la cosa de tal manera que “dan el pie” a su interlocutor para arrancar un monólogo egocentrista.

  • El biombo blanco

    El biombo blanco se despliega solo en momentos puntuales. Mientras tanto permanece imperturbable al fondo del pasillo. Impoluto. Metálico. Esperando.

    La primera vez que lo vi abierto pensé que su función era dar intimidad. Yo misma me había cambiado decenas de veces detrás de uno igual. Aséptico. Hipócritamente pudoroso.

    Pero el biombo blanco no entra en acción por algo tan banal como un desnudo de cintura para abajo. El biombo blanco entra en acción para convertir dos metros cuadrados en la superficie más triste …

  • Las grupis cuarent… digo de los nuevos treinta

    20 años después he vuelto a ver a Sergio Dalma en concierto. La última vez que lo vi en directo fue en Madrid, con 15 años, después de cuatro horas haciendo cola junto al palacio de los Deportes para estar en primera fila, achuchada contra la valla, desgañitándome como si me fuera la vida en cantar sus canciones que reconocía con escuchar solo el primer acorde.

    Ahora, 20 años después, hemos llegado al concierto cinco minutos antes de que empezara, buscando nuestro asiento y compartiendo fila con señoras que gritaban “Estás como un queeeesoooo”, “tío buenooooo” mientras se reían con sus amigas como si hubieran dicho lo más picarón del mundo.

  • Nomenclatura farmacológica

    Puedo presumir de ponerme mala en pocas ocasiones, pero siempre que acudo al médico me sorprende la originalidad de la industria farmacéutica a la hora de ponerle nombre a los medicamentos. En la mayoría de las ocasiones suelen utilizar palabras evidentes que hacen alusión a la dolencia que alivia el producto

  • Contrato matrimonial

    El matrimonio no es más que un contrato entre dos partes revestido de una parafernalia que lo hace más vistoso, complicado y caro. ¿Os imagináis firmando en la oficina con un traje de fiesta mientras tu madre se emociona detrás tuya y un fotógrafo te deslumbra con el flash? Desde luego, no creo que causara muy buena impresión a tu futuro jefe, ¿no?

  • Parricidas con chupete

    El parricidio se define como “el delito que se produce al matar a un familiar, ascendiente o descendiente, especialmente al padre o a la madre”. Atendiendo a esta definición, es lógico entender que aquel que comete un parricidio sería un parricida. Lo que no sé es si provocar la “muerte cerebral del ascendiente o descendiente” también te hace merecedor de este calificativo. En cualquier caso, yo voy a partir de esta premisa y voy a analizar a unos temibles asesinos de mentes: Los parricidas con chupete, también conocidos como bebés.

  • Cabeza de salami

    La ausencia del gen G en mi ADN (responsable del glamour), me lleva a asombrarme de determinadas situaciones que para muchas, me imagino, serán lo más normal del mundo. Por ejemplo, en el día de ayer decidí ir a la peluquería a ver si lo mío tenía solución. Pues bien, tras comprobar los buenos resultados de una compañera, opté por una pelu de lo más chic.

  • Regalos útiles para un recién nacido y su recién mamá

    Un post muy interesante si alguna persona cercana acaba de tener un bebe y quieres hacerle un regalo útil

  • Los yoistas

    Yoista: “Dícese de aquella persona que utiliza el pronombre de primera persona del singular en una conversación más veces que la letra A”

  • ¿Vivimos mejor?

    Vaya por delante que soy una persona optimista y que en estas líneas no quiero que se vean intenciones machistas, progresistas, ecologistas, sofistas o de cualquier otro carácter acabado en istas. Este post surge mientras lío en una manta a… Leer más ›