amigos

Las grupis cuarent… digo de los nuevos treinta

20 años después he vuelto a ver a Sergio Dalma en concierto. La última vez que lo vi en directo fue en Madrid, con 15 años, después de cuatro horas haciendo cola junto al palacio de los Deportes para estar en primera fila, achuchada contra la valla, desgañitándome como si me fuera la vida en cantar sus canciones que reconocía con escuchar solo el primer acorde.

Ahora, 20 años después, hemos llegado al concierto cinco minutos antes de que empezara, buscando nuestro asiento y compartiendo fila con señoras que gritaban “Estás como un queeeesoooo”, “tío buenooooo” mientras se reían con sus amigas como si hubieran dicho lo más picarón del mundo.

Y tú, ¿de quién eres?

Escribo este post en un descanso mientras preparo la maleta, es un rollo, odio hacer maletas, sobretodo ahora, que las hago para dos y cuando llevo ya un montón este verano, más aún. Pero en esta ocasión me puede la ilusión, porque es para irnos al pueblo.