emociones

Si mamá, lo que tú digas mamá

Somos esa generación que se ha quedado entre medias de una educación autoritaria, tirando a dictatorial y basada en el respeto absoluto a los mayores, y esa otra generación absolutamente tecnológica, moderna, libre e independiente que sienten que pueden hacer lo que quieren, cuando quieren y sin pedir permiso a nadie.

Cabeza de salami

La ausencia del gen G en mi ADN (responsable del glamour), me lleva a asombrarme de determinadas situaciones que para muchas, me imagino, serán lo más normal del mundo. Por ejemplo, en el día de ayer decidí ir a la peluquería a ver si lo mío tenía solución. Pues bien, tras comprobar los buenos resultados de una compañera, opté por una pelu de lo más chic.

Carta a mi hijo

Querido hijo, Soy mama. Se bueno. Las cosas que se hacen con el corazón y la mirada limpia, son las que valen. Ten muchos amigos, pero conserva a aquellos con los que puedes ser tu mismo como si fueran un… Leer más ›

De mayor quiero ser SEÑORA

Yo de mayor quiero ser señora. No una señora. Señora a secas. Señora de esas que van con zapatos que parecen comprados en un mercadillo de segunda mano y pertenecían antes a una monja, blusas de estampados imposibles y bolsos… Leer más ›